Ingreso para pacientes

Diabetes Tipo 2

Enfermedad renal: Nefropatía

La diabetes puede causar daño a los riñones y hacer que fallen. Cuando los riñones fallan, pierden su capacidad de filtrar los productos de desecho, lo que resulta en nefropatía.

La Nefropatía diabética es el nombre dado al daño renal causado por la diabetes. Se desarrolla lentamente, durante muchos años, y también se conoce como enfermedad renal.

La diabetes, la hipertensión o una combinación de ambas causan el 80% de la nefropatía terminal (que requiere diálisis o un trasplante para vivir) a nivel mundial . Esta puede ser una estadística preocupante, pero hay mucho que se puede hacer para reducir el riesgo de desarrollar la complicación. Si se detecta lo suficientemente temprano, la nefropatía diabética también se puede enlentecer.

Los riñones son órganos asombrosos. Dentro de ellos hay millones de diminutos vasos sanguíneos que actúan como filtros. Su principal labor es filtrar la sangre, eliminando el exceso de líquidos y productos de desecho del cuerpo a través de la orina. Los niveles altos de glucosa en la sangre (azúcar) pueden dañar los pequeños vasos sanguíneos y los filtros en los riñones. Así como también lo hace la presión arterial alta. Cuando esto sucede, se empieza a perder por la orina cantidades anormales de proteínas de la sangre y esto es a menudo un signo temprano de enfermedad renal.

Se recomienda la medición de las proteínas en la orina (microalbuminuria) al menos 1 vez al año en todas las personas con Diabetes.

¿Qué debo hacer si se me detecta un problema en los riñones?

Si se detecta alguna alteración se recomienda abordar la enfermedad renal en etapas tempranas, de esta manera se podría evitar o retrasar el avance de la misma y los riesgos que produce la enfermedad avanzada


Fuente: https://www.masqueglucosa.com.ar/nefropatia.html